La reducción del tamaño de las mamas es una necesidad para muchas mujeres que sufren dolencias o complejos por un exceso de volumen mamario. Las pacientes que se someten a esta cirugía estética desean obtener una talla de sujetador acorde con su silueta.

¿Cuándo hacer una reducción de mamas?

Las candidatas a una reducción de mamas suelen ser mujeres con un tamaño el pecho desproporcionadamente grande y que, por este exceso de volumen, se muestra caído.

A menudo estas pacientes sufren dolores de espalda intensos (cervicodorsalgias) debido al excesivo peso del pecho que incide en la columna vertebral. Los tirantes del sujetador se marcan en los hombros muy frecuentemente generando más molestias todavía. Una reducción de mamas puede ayudar a mejorar la calidad de vida de estas pacientes y constituye una de las intervenciones más satisfactorias de la cirugía estética.

Además, las mujeres que se someten a una reducción de pecho no solo pueden modificar su volumen mamario, sino también el tamaño de la areola que con frecuencia se agranda a medida que el pecho se desarrolla.

Hay que destacar que, en todos los casos, el pezón, la areola y el tejido mamario se remodelan en una nueva y correcta posición, más alta que la anterior.

Antes de la operación se realiza un reconocimiento médico en profundidad del estado de salud de la paciente, comprobando que su salud permite la intervención con total seguridad.

Antes y después de una reducción de pecho.

Técnica de reducción de mamas.

En la clínica del doctor Gustavo Sordo se emplea una técnica propia para reducir el tamaño de las mamas. Con ella se remodela el pecho de las mujeres tratándolo en su conjunto. Es decir, interviniendo tanto en el tamaño de la mama como en el pezón y la areola. Un factor determinante para alcanzar un acabado natural y proporcionado.

Incisión alrededor areola
Incisión debajo de areola
Incisión en T invertida

Las incisiones que se realizan durante la operación de reducción de mamas varían según los casos y se pueden hacer alrededor de la areola, por debajo de ella o a nivel del surco submamario (debajo del pecho). La elección de un tipo de incisión u otro la decide el doctor Gustavo Sordo una vez que ha estudiado cada uno de los casos. Por lo general, cuanto mayor sea el tamaño de la mama, mayores serán las cicatrices necesarias para darle forma al pecho. Esto se debe a que en este caso será necesario recoger más piel sobrante y reducir más cantidad de tejido.

Para ayudar a la cicatrización, en la clínica del Dr. Sordo utilizamos el láser “UrgoTouch”. Un láser que mejora la cicatriz en un procedimiento único en quirófano, aumentando las posibilidades de tener una cicatriz más estética.

La técnica utilizada por el Dr. Gustavo Sordo para recolocar el pezón y la areola en una mejor posición no requiere separarlos por completo del resto de la mama. Así pues, los conductos a través de los cuales fluye la leche no se interrumpen, por lo que la sensibilidad rara vez se altera y cuando esto ocurre suelen ser alteraciones temporales.

Tras la intervención el cirujano plástico remitirá el tejido mamario que se ha retirado para su análisis en laboratorio y de esta manera asegurarse de que no hay patología mamaria alguna.

El resultado final de una operación de reducción de mamas suele apreciarse entre 15 días y un mes después de la intervención.

Hospital y tipo de anestesia de una reducción de mamas.

El Doctor Gustavo Sordo quiere la máxima seguridad y calidad para sus pacientes. Por este motivo, cuenta con un equipo médico profesional y la garantía de operar en el Hospital Moncloa, un centro con la tecnología más avanzada y una atención médica sanitaria integral.

La reducción de pecho se realiza con anestesia general tipo TIVA. Un anestesista estará durante todo el tiempo que dure la operación controlando las constantes vitales del paciente. Para realizar esta cirugía es necesario que el paciente esté relajado y correctamente anestesiado, minimizando de esta manera los riesgos.

Hospital Moncloa

Postoperatorio de la reducción de mamas.

Recuperación tras la reducción mamaria

Antes de salir del quirófano se colocaráa la paciente un sujetador específico para el postoperatorio de la reducción de mamas (similar a un sujetador deportivo). Esto sirve para que mantenga sujeta la zona intervenida, asegurándose de que el postoperatorio se inicia correctamente desde las primeras horas. Al realizar la operación de reducción de mamas con una aguja de microdisección de tungsteno no es necesario utilizar drenajes ni vendajes tras la intervención, salvo casos excepcionales.

La paciente pasa una noche hospitalizada para controlar su correcta evolución. Al día siguiente es dada de alta, una vez que el doctor Gustavo Sordo haya comprobado que no hay incidencias que requieran observación constante. En este momento, se le entregará una receta con la medicación que debe tomar para controlar las posibles molestias que puedan presentarse. Incidencias que desaparecerán a los 2 ó 3 días de haberse realizado la reducción de pecho.

Como hemos indicado anteriormente, esta técnica no requiere separar por completo el pecho del cuerpo de la paciente, por lo que el postoperatorio es más sencillo y rápido. Basta con seguir las indicaciones del doctor Gustavo Sordo para poder recuperar la vida cotidiana en unas pocas semanas. El mismo tiempo que tendremos que esperar para ver los resultados definitivos.

Sujetador postoperatorio reducción de mamas

Cuidados tras una reducción de mamas

La recuperación tras someterse a una reducción de mamas es progresiva pero sencilla. Así, la paciente que se ha sometido a esta operación de cirugía estética debe tener en cuenta las siguientes indicaciones:

  • Se debe evitar hacer ejercicio físico y cargar peso.

  • Dependiendo del tipo de trabajo que tenga la mujer que se ha operado, la reincorporación será más o menos rápida. En una semana generalmente se puede reincorporar a su actividad laboral si ésta no exige esfuerzos físicos importantes.

  • Podemos darnos duchas con agua templada a partir del segundo día del postoperatorio, aunque debemos evitar las duchas largas o con el agua excesivamente caliente. En todos los casos, hay que tener precaución de no mojar los apósitos.

  • Acudir a las revisiones en consulta que fije el doctor Gustavo Sordo para tener constancia de que el postoperatorio sigue su curso normal.

  • Seguir las indicaciones farmacológicas y aplicar/tomar aquellos medicamentos que contemple el tratamiento de reducción de mamas. Se le recetará un tratamiento para mejorar la calidad de las cicatrices todo lo posible, y procurar que éstas pasen prácticamente desapercibidas, dentro de los márgenes posibles que vienen condicionados por la capacidad de cicatrizar de cada paciente.

  • Se puede conducir a partir del décimo día tras la intervención.

  • Se debe evitar el sol sobre las cicatrices durante al menos un año.

  • No se debe fumar antes, durante, ni después de la reducción de mamas, pues el tabaco dificulta la oxigenación y la llegada de nutrientes a la piel de la zona operada ralentizando la regeneración del tejido y, por ello, la cicatrización.

Revisiones después de una reducción de mamas.

Primera revisión tras una operación de reducción de mamas

En la clínica del doctor Gustavo Sordo, la primera revisión se realiza a los 6 ó 7 días de la operación de cirugía. En ella se comprueba la evolución de la paciente y se realiza una primera cura. Al utilizarse puntos reabsorbibles e internos no es necesario retirar suturas salvo algún punto suelto, fino, que haya podido ser necesario hacer durante la intervención. Solo en casos excepcionales se utilizarán drenajes o vendajes.

En este primer encuentro, además, se le colocará un sujetador específico a la mujer con idea de que la cicatrización sea más rápida y el nuevo pecho se fije mejor a la zona.

Revisión reducción de pecho
todo lo que necesitas saber sobre las revisiones medicas tras una ginecomastia

Siguientes revisiones y vuelta a la vida normal

Posteriormente, se realizarán revisiones en consulta, a la semana, al mes, a los 3 meses, 6 meses y al año de haberse llevado a cabo la cirugía. También suelen realizarse revisiones anuales o bianuales.

La recuperación de la normalidad en la vida de la paciente es relativamente rápida. Así, a medida que pasen los días observaremos que la inflamación va bajando y se va naturalizando poco a poco el pecho. Un proceso que se prolongará durante los 2 ó 3 meses siguientes, tiempo suficiente para que la inflamación haya desaparecido por completo.

Durante este mismo tiempo, también se observará que la cicatriz va madurando y pasa por una fase de enrojecimiento para ir blanqueando poco a poco a medida que pasan los días. Normalmente, se alcanza la maduración de una cicatriz al año de la operación.

Para facilitar este proceso, además de utilizar en el quirófano un láser preventivo para las cicatrices, capaz de reducir hasta un 36% el volumen de la misma, el doctor Gustavo Sordo recetará un tratamiento específico que contribuirá a mejorar la calidad de las cicatrices, para procurar que éstas pasen prácticamente desapercibidas, dentro de los márgenes posibles que vienen condicionados por la capacidad de cicatrizar de cada paciente.

¡Primera consulta gratis!

Pide cita sin compromiso

Antes y después de una reducción de pecho:

Reducción de pecho en mujer con 48 años con hipertrofia

Reducción de pecho en mujer con 48 años con hipertrofia

Hipertrofia mamaria con asimetría. Fotos de la reducción de mamas

Hipertrofia mamaria con asimetría. Fotos de la reducción de mamas

Reducción de mamas: Fotos del antes y después de una mujer de 52 años

Reducción de mamas: Fotos del antes y después de una mujer de 52 años

Últimas entradas sobre reducción de pecho:

Antes y después de una reducción de mamas en una mujer de 52 años

Cuándo es recomendable una reducción de pecho

By | Reducción de pecho | No hay comentarios

La reducción de pecho es una de las cirugías más agradecidas en cirugía plástica y es recomendable cuando la mama es excesivamente grande y genera una serie de problemas en el día a día de la paciente. Este día a día se convierte en algo incómodo y la paciente tiene un único pensamiento: reducir el pecho para librarse de esa carga y solucionar ese problema que le está generando una molestia diaria.

Read More