Qué se siente en el pecho después de un aumento de mamas

Por 16 enero, 2018Aumento de pecho
Qué se siente en el pecho

Una de las dudas más frecuentes que nos plantean nuestras pacientes antes de someterse a un aumento de senos es: ¿qué se siente en el pecho después de un aumento de mamas?

Nada más terminar la operación de aumento de pecho, la paciente despertará suavemente acompañada por el anestesista y el resto del equipo quirúrgico. En ese momento la paciente se encontrará algo adormilada. Pasará un par de horas en la sala de reanimación hasta que se encuentre más despierta y acto seguido será trasladada a su habitación.

Una vez que la paciente es trasladada a planta, es normal que tenga una sensación de presión moderada en el pecho. Esta sensación es comparable a la que se siente después del parto con la conocida “subida de la leche”. La diferencia entre las dos sensaciones es que en nuestro caso podremos tomar todos los analgésicos descritos por el cirujano plástico, estético y reparador Dr. Sordo para aliviar las molestias de la primera semana postoperatoria. De esta forma, la mayor parte de nuestros pacientes nos refieren que al tercer o cuarto día han dejado de tomar todos los analgésicos, porque ya no eran necesarios, o los han tenido que espaciar o reducir su dosis a la mitad, porque se encuentran relativamente bien y ya no precisan tanta medicación.

Esa sensación de presión va a ir cediendo según pasan los días a lo largo de la semana, a medida que las propiedades viscoelásticas de la piel van cediendo y nuestro cuerpo se adapta a los implantes nuevos.

Una vez superada la primera semana de postoperatorio, en los meses siguientes será normal tener las siguientes sensaciones:

  1. Adormecimiento en algunas de las zonas de la piel. Esta sensación se produce cuando a la hora de colocar nuestro implante interrumpimos alguna ramificación nerviosa. De esta forma se crea una zona parcheada y con menor sensibilidad. Esta sensibilidad se irá recuperando a lo largo del primer año, ya que la función de esa zona aislada o parcheada que se ha perdido, irá siendo asumida por las ramas nerviosas colindantes o adyacentes.
  2. Aumento de la sensibilidad. Existen zonas, al contrario de lo que comentábamos en el punto anterior, en las que se puede producir un aumento de la sensibilidad. Suele ser en la zona de la areola. Para aliviar esta sensación, aconsejamos colocar un disco desmaquillador o algodón que acolche la zona y evite que se irrite con el roce del sujetador.
  3. Calambres o pequeñas corrientes en los laterales de la mama o la zona medial. Esta sensación es muy corriente y se debe a la formación de la cápsula periprotésica o cubierta fibrosa que se genera alrededor del implante. Estos pequeños calambres irán cediendo poco a poco y espaciándose en el tiempo. Suelen sentirse durante el primer mes de postoperatorio y podemos decir que al quinto mes serán totalmente infrecuentes e intrascendentes.
  4. Sentir líquido o sentir un sonido como de burbujeo en las mamas. Esto es debido a que hay algún resto de líquido en el que se sumergen los implantes o alguna pequeña inflamación que se presenta también cómo líquido en la zona del pecho. Esta sensación es bastante transitoria y desaparece a lo largo de la primera semana o quince primeros días como máximo.
  5. Peso en el pecho o sensación de que podría desplazarse hacia el suelo. Se trata de una sensación totalmente errónea de nuestro organismo que se está adaptando a los implantes. Las prótesis no tienen ninguna opción de desplazamiento y se encuentran fijas en el espacio que hemos creado detrás del pectoral, sin posibilidad de migrar hacia ninguna parte. Esta sensación también irá desapareciendo a lo largo de la primera semana de postoperatorio.

Como podemos observar, la sensación más frecuente es la de “subida de leche” aunque también podremos tener alguna de las sensaciones descritas anteriormente, de manera temporal. Todas estas sensaciones que se producen en el pecho después de un aumento de mamas son de carácter transitorio y la mayoría de ellas desaparecerán en los primeros 7 ó 15 días de postoperatorio.

También podemos afirmar que algunas de nuestras pacientes que se han sometido a una operación de aumento de senos no han sentido ninguna de las sensaciones anteriormente descritas, por lo tanto, es una variable personal que experimentan solo algunas pacientes y otras no. Muchas de ellas nos refieren sólo discretas molestias y nada más.

Es de destacar que la mayor parte de nuestras pacientes afirman haber pasado por la experiencia del aumento de pecho con muchas menos molestias de las que esperaban.

Para más información sobre el aumento de mamas no dudes en contactar con el Dr. Sordo.

Dejar un comentario