Rinoplastia: Mitos y verdades sobre la operación de nariz

By 17 enero, 2019Nariz
Rinoplastia: mitos y verdades

Si estás evaluando someterte a una rinoplastia seguro que estarás buscando información sobre esta operación de cirugía plástica. Entre toda la información encontrada, no faltarán los mitos y verdades sobre la operación de nariz. Mitos que queremos desmentir y verdades que reafirmaremos. ¡Toma nota!

Una da las creencias o mitos más difundidos sobre la rinoplastia es que “cualquier cirujano plástico puede realizar una rinoplastia”. La cirugía de nariz es una de las más difíciles, ya sea desde el punto de vista técnico como desde el estético. Sólo un cirujano plástico con conocimientos profundos de la anatomía interna de la nariz y del funcionamiento del sistema respiratorio, que además tenga en cuenta el conjunto estético global de la cara, será capaz de realizar una operación de nariz con éxito.

En este sentido, el Dr. Gustavo Sordo cumple todos los requisitos y además, cuenta con una de las técnicas más innovadoras: la“rinoplastia estructural con tecnología ultrasónica”.

Gracias a la rinoplastia estructural podemos conseguir desmentir otro de los mitos “Las personas que se operan de nariz obtienen resultados poco naturales que hacen que todo el mundo se de cuenta de que están operadas”. Con esta técnica se consiguen resultados estéticos excelentes, como la eliminación del caballete, corrección del perfil desviado, refinamiento, estrechamiento o corrección de la caída de la de la punta de la nariz. La forma de la nariz obtenida se caracteriza por su naturalidad, no tiene nada que ver con los resultados de los “años 80” (tipo “peggy”, tobogán o con look operado).

Siguiendo con los mitos, hay quien dice que el postoperatorio es largo y el paciente tendrá moratones en la cara durante varias semanas. En este caso no podemos decir que sea un mito, más bien depende de la tecnología que utilice el cirujano plástico. Con la rinoplastia ultrasónica que utilizamos en la clínica del Dr. Sordo, los pacientes salen del quirófano sin moratones o con un pequeño moratón muy sutil, dependiendo del tipo de piel, que se puede disimular con maquillaje.

Además, se podrán incorporar a la vida laboral al día siguiente después de la operación, si no les molesta que les vean con una pequeña férula de color carne que tendrán que llevar durante una semana. En caso contrario, después de retirar la férula, a los 7 días de la intervención, podrán reincorporarse al trabajo. Todo esto es posible gracias al uso del bisturí ultrasónico, en vez del escoplo y el martillo que es la técnica tradicional que provoca más moratones en la piel.

Otro mito nos dice que las personas que se operan lo hacen por vanidad. Sin embargo, con la rinoplastia estructural, el paciente se beneficiará de mejoras funcionales al estabilizar la vía aérea nasal, mejorando alteraciones como rinitis, asma, migrañas, faringitis… Además, en muchos casos, la corrección de ese problema físico proporciona al paciente una inyección de autoestima que a la larga se transformará en una mejora de su calidad de vida.

¿Quién no ha oído decir que la rinoplastia es dolorosa?

¡Falso! Para garantizar la seguridad y el confort del paciente, el Dr. Gustavo Sordo utiliza anestesia general tipo TIVA. Una anestesia que, al no utilizar gases anestésicos, garantiza un despertar suave y agradable del paciente a la vez que conseguimos que el paciente esté perfectamente dormido y monitorizado durante la operación. 

Con la rinoplastia conseguiré la nariz deseada. No siempre. Antes de someterse a una operación de nariz, el cirujano plástico valorará los resultados posibles teniendo en cuenta las características anatómicas del paciente, así como los cartílagos y estructura de la nariz, tipo de piel, etc. En la consulta del Dr. Sordo el paciente podrá ver, gracias a un programa de simulación 3D, el resultado que obtendrá con la rinoplastia estructural.

La rinoplastia es muy cara. ¡Falso! El precio de una rinoplastia en la clínica del Dr. Sordo se encuentra entre 6.000 € y 10.000€, dependiendo de la complejidad de la operación.

La rinoplastia mejora la autoestima. ¡Cierto! Muchos pacientes acuden a nuestra consulta con un problema estético en el que siempre están pensando. Una vez solucionado, suele cambiar su actitud frente a la vida y su manera de relacionarse con el resto de las personas. En definitiva, mejorar su autoestima.

Seguramente, estos son algunos de los mitos y verdades sobre la operación de nariz que habrás encontrado en internet. Esperamos haber aclarado tus dudas, pero si aún tienes preguntas sobre la rinoplastia, contacta con el Dr. Sordo. El cirujano te responderá sin ningún compromiso.

4 Comentarios

Leave a Reply