Gracias

Nos pondremos en contacto contigo con la mayor brevedad posible para concertar una cita.

Pedir cita con el doctor

Online Videollamada 100% segura
Presencial Núñez de Balboa, 107, Madrid
  • Diagnóstico personalizado y
    resolución de dudas
  • Simulación 3D en citas presenciales o
    videoconferencia 100% segura
  • Descontaremos los 100 € en caso de
    aceptación de presupuesto
Estoy de acuerdo con la tarifa de 100 € (no reembolsable), he leído y acepto la política de protección de datos y la prestación del servicio contratado.
Estoy de acuerdo con recibir ofertas y servicios de mi interés.

¿Prefieres Whatsapp o teléfono? Llámanos al

686 522 167 whatshapp o mándanos un Whatspp
Rinoplastia: mitos y verdades

Pecho: ¿sabías que en realidad solo se opera el 1% de las mujeres que lo piensan?

Publicado el 13 de julio de 2014

Pecho: el 20% quiere mejorarlo pero sólo el 1% lo hace. ¿Por qué?

 

En efecto: al menos el 20% de las lectoras de este post desean mejorar la apariencia de sus mamas. Sin embargo, sólo el 1% acabarán haciendo realidad ese deseo. Consideremos este dato real tanto fuera como dentro de España, para así tener en cuenta que es un hecho que se produce al margen de la crisis económica (que evidentemente también afecta, especialmente en España).

La pregunta es: ¿A qué se debe que sólo el 1% cumpla su deseo?

Existe sin duda una gran cantidad de mujeres que no acaban de dar el paso y es interesante cuestionarse por qué existen tantas que nunca acaban por decidirse. Un 19% es mucho, ¿no? La respuesta puede resumirse en una sola palabra: confianza.

La confianza que necesita el paciente para decidirse. Una confianza que debe construirse desde abajo hacia arriba, como una casa, poco a poco, y debe estar sostenida por fuertes pilares. ¿Cuáles serían esos pilares?

Primero, una técnica quirúrgica fiable, segura y predecible. Que tanto la planificación, el diseño del aumento, y la ejecución de la técnica en quirófano se fundamenten en la experiencia, el método y la ciencia médica, y no en la improvisación, los cambios de planes o la ausencia de rigor. Hacer las cosas en quirófano de manera que las posibilidades de que ocurran imprevistos se minimize al máximo.

Segundo, para generar la confianza necesaria es importante involucrar al paciente en la toma de decisiones. Dentro de las posibilidades biológicas y anatómicas de cada uno el paciente debe poder elegir qué quiere y cómo lo quiere.

Tercero, ofrecer al paciente la posibilidad de visualizar de la manera más exacta posible qué resultado va a obtener. Nadie se compra un traje sin habérselo probado.

Cuarto, utilizar la más alta gama de implantes del mercado. Abaratar costes en algo que está pensado para durar para siempre carece de sentido.

De este modo el proceso de aumento mamario incluye en nuestro caso todos estos importantes aspectos:

1) Información verbal y por escrito de qué es, en qué consiste y por qué nuestra técnica es fiable.

2) Toma de decisiones conjunta con el paciente: qué rango de implantes, cómo, por qué.

3) Elección y decisión conjunta con el paciente. Visualización con probadores. Fotografías. Casos previos.

4) Información de qué tipo de implante se va a utilizar y por qué. Garantías de la casa comercial.

5) Seguimiento y régimen postoperatorio detallado.

Ofrecer y acompañar al paciente en el proceso de aprendizaje de todos estos aspectos tan importantes, ayuda al paciente a generar la confianza necesaria para tomar una decisión. Si descuidamos todos estos aspectos, si lo que ofrecemos no es fiable, continuaremos observando cómo a pesar de desearlo tantas mujeres sólo un 1% acabará por hacer realidad sus ilusiones. Cuando confiamos en algo entendemos que es seguro, predecible, fiable y que va a cumplir con nuestros deseos.