Gracias

Nos pondremos en contacto contigo con la mayor brevedad posible para concertar una cita.

Pedir cita con el doctor

Online Videollamada 100% segura
Presencial Núñez de Balboa, 107, Madrid
  • Diagnóstico personalizado y
    resolución de dudas
  • Simulación 3D en citas presenciales o
    videoconferencia 100% segura
  • Descontaremos los 100 € en caso de
    aceptación de presupuesto
Estoy de acuerdo con la tarifa de 100 € (no reembolsable), he leído y acepto la política de protección de datos y la prestación del servicio contratado.
Estoy de acuerdo con recibir ofertas y servicios de mi interés.

¿Prefieres Whatsapp o teléfono? Llámanos al

686 522 167 whatshapp o mándanos un Whatspp
Operación de reducción de pecho en Madrid

Reducción
de pecho

Operación de reducción de mamas en Madrid con el Doctor Gustavo Sordo.

Operación de reducción de pecho en Madrid con el Dr Gustavo Sordo

¿Qué es una reducción de pecho?

La reducción de pecho es una cirugía que reduce el tamaño de los senos y, en ocasiones, el tamaño de la areola en mujeres con mucho volumen de pecho, mejorando así su figura y su salud, evitando dolencias cervicales.

En ocasiones, es necesario recolocar la areola y el pezón, pero en ningún momento se separan del resto del tejido de la mama, por lo que los conductos y la sensibilidad permanecerán inalteradas despues de la operación.

Debido al tipo de intervención y a la cantidad de tejido y piel que se ha de retirar de las mamas, las cicatrices son mayores que en un amento de pecho. Para disminuir dichas las cicatrices, el Doctor Sordo aplica un láser tras finalizar la operación, reduciéndose estas hasta en un 30%.

La zona por donde se realizan las incisones depende de la forma del pecho. Es en la consulta donde el Dr. Gustavo Sordo decide el tipo de incisión: por la areola, debajo de la areola o por el surco submamario.

Ya sea por un cambio estético o por salud, sabemos que es una necesidad más profunda. Nosotros tenemos siempre en cuenta tu anatomía para que el resultado sea proporcionado, natural y bonito. Para que te veas bien y que sigas siendo tú.

Antes y después

Estudiaremos tu anatomía y escucharemos tu opinión. Tu pecho se adaptará perfectamente a ti y a lo que buscas para que sigas siendo la misma pero te sientas mejor que nunca. Estos son los resultados de nuestras reducciones de pecho.

Precios de la reducción de pecho

Todos los presupuestos son personalizados y necesitamos valorarte para poder dártelo. El precio puede variar en función de la complejidad del caso o de si ya te han operado previamente.

El precio aproximado (según cada caso) es de 6.000 € e incluye todo lo que necesitas para operarte.

El proceso completo

Una operación de reducción de pecho es un gran paso. Para tomar la decisión debes empezar por el principio: pide cita con el Dr. Sordo.

Pedir cita

Primera consulta y simulación 3D

Esta primera consulta es en nuestra clínica de Madrid. En ella te atenderá directamente el doctor y no un intermediario comercial. Analizará tu anatomía y también escuchará cómo es la reducción de mamas que tú has pensado para ti.

También decidiremos qué tipo de incisión realizaremos para abordar la reducción de pecho. Esta incisión puede ser por la areola, por debajo de esta o por el surco submamario pudiendo ser, a su vez, en forma de "T" o de "T" invertida.

Con todo ello, te haremos in situ una simulación 3D simulación en vídeo del resultado de tu operación de aumento de senos que está incluida en el precio de la consulta (50 €). Posteriormente descontaremos esa cantidad del importe final. Queremos que puedas ver un resultado honesto y realista de tu operación, sabemos que es importante para darte seguridad. Y es para ti: podrás verlo cómodamente en casa, en tu móvil o en tu ordenador de forma totalmente privada.

simulación del resultado de una operación de aumento mamario en MAdrid con el Dr. Gustavo Sordo
Ejemplo de simulación

Preoperatorio de la reducción de pecho

Cuando te hayas decidido, reservaremos contigo la fecha de la operación. Algunos días antes del día D, te haremos el estudio preoperatorio. Estas pruebas son necesarias para que tu operación sea segura y están incluidas en el presupuesto. En la clínica te daremos un volante para que acudas a nuestro laboratorio concertado, que nos mandará los resultados directamente a nosotros.

Estas son las pruebas preoperatorias:

  • Analítica con pruebas de coagulación
  • Electrocardiograma
  • Ecografía de mamas
  • PCR de coronavirus (actualmente)

Nuestro anestesista revisará todas tus pruebas y comprobará que todo está bien. También nos veremos otra vez en consulta antes de la cirugía para hacerte fotos, volver a hablar contigo y entregarte toda la documentación.

La operación

Deberás ingresar en el hospital por la mañana. Todo nuestro equipo te estará esperando y tendremos todo preparado para ti. Hay muchos nervios, lo sabemos, pero no tienes nada de qué preocuparte.

Lo más importante para dar el paso es que tengas toda la información y que te decidas por una clínica como la nuestra, con todas las garantías. Por eso nosotros te informamos de todo el proceso, paso a paso y hasta el más mínimo detalle. Y siempre estamos aquí para acompañarte y resolver todas tus dudas.

El hospital

Todas las operaciones que realizamos se llevan a cabo en el Hospital de la Moncloa. Está equipado con la tecnología más avanzada y cuenta con una atención médico sanitaria integral. Además, el trato que le dan siempre a sus pacientes es de diez.

Si quieres máxima discreción, nuestra clínica ofrece la posibilidad de contratar un servicio VIP exclusivo con el que puedes tener, entre otras ventajas, acceso directo a tu habitación de manera privada desde el garaje o más atenciones para tus acompañantes durante tu estancia en el hospital.

El Dr. Gustavo Sordo opera en el Hospital de la Moncloa

La anestesia

Operamos siempre con anestesia general. Utilizamos un tipo de anestesia llamada “TIVA” (Total Intravenous Anesthesia), una novedosa técnica que no utiliza gases anestésicos y que hará que te encuentres mucho mejor. Nuestros pacientes nos dicen que es como un sueño reparador, más parecido a una sedación suave que a una anestesia convencional.

¿Y por qué anestesia general? Porque es más segura, a nosotros nos facilita la operación y a ti la recuperación. Visita las preguntas frecuentes donde te contamos más sobre la anestesia TIVA y te explicamos por qué es completamente segura.

En este post tienes más información sobre la anestesia TIVA y nuestros motivos para elegirla.

Durante la operación

La operación de reducción de pecho suele durar 1 hora. Durante ese tiempo nuestro anestesista, el Dr. Bourgeois, te monitorizará constantemente y estará pendiente de ti, mientras el Dr. Sordo remodela tu pecho para reducirlo, mejorar su forma, su tamaño y recolocar la aerola y el pezón.

Gracias a la técnica utilizada por el Dr. Sordo para realizar la intervención de reducción de pecho, no tendrás que llevar drenajes ni vendajes al terminar la operación: solo un sujetador. Además, te reduciremos la cicatriz con láser en el mismo quirófano para que nadie note que se hizo la operación.

Esta técnica para recolocar el pezón y la areola en una mejor posición no requiere separarlos por completo del resto de la mama. Así pues, los conductos a través de los cuales fluye la leche no se interrumpen, por lo que la sensibilidad rara vez se altera y cuando esto ocurre suelen ser alteraciones temporales.

Tras la intervención remitimos el tejido mamario que se ha retirado para su análisis en laboratorio y de esta manera asegurarse de que no hay patología mamaria alguna.

Noche de ingreso

Al terminar la mamoplastia de aumento te llevaremos a la sala de reanimación. Estarás allí 1 o 2 horas y luego volverás a tu habitación privada a pasar la noche. Así podemos atenderte mejor y aumentar tu seguridad y bienestar. Además, un acompañante se puede quedar contigo a dormir.

Postoperatorio reducción de pecho

Nada que ver con los postoperatorios tradicionales. Gracias a nuestra técnica podrás salir del quirófano solo con un sujetador, sin necesidad de drenajes ni vendajes. Por eso puedes reincorporarte a tu vida social en 24-48 horas y con un tiempo mínimo de baja laboral (te recomendamos de 4 a 7 días en función de tu actividad y de cómo te sientas).

Al día siguiente de la reducción de pecho, el Dr. Sordo pasará personalmente a ver cómo estás, hará una primera valoración del resultado, moverás los brazos con él y te dará el alta del hospital.

En casa debes:

  • Dormir bocarriba
  • Seguir algún tratamiento para la cicatrización
  • Tomar analgésicos
  • Tomar un antibiótico

Desde el principio verás que no tienes moratones y que el resultado es espectacular. Durante los primeros días es normal sentir molestias en el pecho o alguna falta de sensibilidad que irá desapareciendo paulatinamente. Pero te pautaremos analgésicos para que no interfieran en tu día a día.

La incisión estará algo roja e inflamada al principio, pero se irá volviendo más clara durante el primer año. Mediante el uso de nuestro láser en quirófano podrás reducir el tamaño de la cicatriz y su forma final en un 30%. Además, los puntos son reabsorbibles, por lo que no es necesario quitarlos y la cura no duele. Al no utilizar drenajes ni vendajes, no tenemos que retirarlos. Tampoco necesitarás darte masajes. Como ves, es un procedimiento que tenemos desarrollado y pensado desde hace años para hacerte la vida mucho más fácil.

Una semana después de la operación podrás empezar a dormir de lado. Siempre que no sientas dolor, puedes moverte, utilizar los brazos o coger peso utilizando las piernas (subiendo y bajando en bloque).

Te recomendamos leer este post en nuestro blog. Ahí te contamos mucho más sobre las cicatrices de una operación de pecho.

Revisiones tras una reducción de pecho

Para asegurarnos de que todo marcha como es debido, te haremos seguimiento durante todo el primer año. Posteriormente recomendamos hacer una ecografía anual a todas nuestras pacientes y visitas periódicas con nosotros para seguir tu evolución. Puedes venir a vernos cada vez que quieras.

A los 7 días de la operación

Transcurrida una seana de la operación de reducción de pecho y en la propia consulta del Dr. Sordo, realizaremos la primera cura. En ella veremos la evolución del pecho. Al utilizarse puntos reabsorbibles e internos no es necesario retirar suturas salvo algún punto suelto, fino, que haya podido ser necesario hacer durante la intervención.

En este primer encuentro te colocaremos un sujetador específico para que la cicatrización sea más rápida y el nuevo pecho se fije mejor a la zona.

Un mes después de la operación

Todavía habrá algo de inflamación que irá quitándose poco a poco. El láser hará que tu cicatriz se ponga mucho menos roja y sea más imperceptible que con métodos convencionales. Los puntos internos se habrán reabsorbido por completo. Podrás utilizar tus sujetadores y empezar a hacer deporte suave (ejercicios que no impliquen la actividad de los pectorales y no produzcan vibraciones en los mismos, como ejercicios de fuerza). Un poco después, a las 6 semanas de tu cirugía de pecho, podrás empezar a dormir bocabajo.

3/6 meses después

A los tres meses de la reducción de pecho podrás introducir en tu rutina más ejercicios (correr, natación, montar en bicicleta, etc.).

12 meses después

Te haremos la última revisión, que incluye ecografía de alta resolución, para comprobar que los tejidos y la cicatrización evolucionan favorablemente. Te haremos fotos para que veas el antes y después y te daremos el alta hasta que hagas tu nueva ecografía anual.

Otras operaciones de pecho

Somos especialistas en mamoplastia de aumento, por eso es una de las operaciones más demandadas por las pacientes en nuestra clínica. Pero hay diversas técnicas y operaciones con las que corregir multitud de problemas de pecho y que también llevamos a cabo:

  • Mastopexia o elevación de senos.
  • Segunda operación de pecho, que soluciona las roturas de prótesis o mejora tu cirugía actual.
  • Aumento de pecho con prótesis mamarias
  • Ginecomastia, reducción del volumen del pectoral para hombres.

Preguntas frecuentes

Sabemos que tienes muchas preguntas y la respuesta es:

Sí. En una reducción de pecho nuestro objetivo es mejorar el tamaño y forma del pecho, por ello es fundamental buscar la proporción con el resto de tu fisonomía. Por esa razón realizamos un estudio previo y simulación tridimensional.

Sí. Con nuestra técnica saldrás directamente del quirófano con un sujetador, sin necesidad de drenajes, ni vendajes y podrás incorporarte a tu actividad diaria básica en 24 horas. Aunque te encontrarás bien y harás vida normal, recomendamos coger 4-7 días libres sin trabajar para asegurar la recuperación y no someter al cuerpo a un estrés innecesario.

Sí. Utilizamos la anestesia “TIVA” (Total Intravenous Anesthesia), una novedosa técnica que no utiliza gases anestésicos y que no te producirá dolor de cabeza, ni vómitos, ni náuseas.

Es la técnica anestésica más segura en el momento actual, con la que estarás completamente monitorizada y controlada. Además, contamos con anestesista propio en nuestro equipo desde hace más de 10 años.

Sí. Dependiendo de la fisionomía del pecho y del resultado que queremos obtener, las incisiones podrán realizarse por el surco submamario (es decir, por debajo del pecho), por la areola o por debajo de esta.

Sí. Lo hacemos para mayor seguridad porque de esta manera podemos hacerte seguimiento en las horas posteriores. A la mañana siguiente el Dr. Sordo te visitará para comprobar tu evolución y, si todo está correcto, te dará el alta hospitalaria.

Sí. La técnica utilizada por el Dr. Gustavo Sordo para recolocar el pezón y la areola en una mejor posición no requiere separarlos por completo del resto de la mama. Así pues, los conductos a través de los cuales fluye la leche no se interrumpen.

Sí. Y es importante que anualmente, te realices una mamografía.

Otras preguntas frecuentes sobre la operación de reducción de pecho

No. Gracias a la técnica que utilizamos en la recolocación de la areola y el pezón, no tendras falta de sensibilidad. En algunas ocasiones se podría producir una pérdida de sensibilidad temporal debida a la propia operación, que desaparecerá con el tiempo.

La anestesia “TIVA” (Total Intravenous Anesthesia) es una anestesia de gran calidad. Su técnica novedosa evita el uso de gases anestésicos y el consabido dolor de cabeza, vómitos, nauseas y malestar que los gases utilizados comúnmente suelen generar.

Se trata de un tipo de anestesia cuya técnica es mucho más exigente que la anestesia común con gases, ya que introduce muchas variables como: peso, edad, estatura, sexo, grado de insuficiencia hepatorrenal y las interferencias de potenciación, sinergia o antagonismo de los fármacos.

El paciente está monitorizado durante toda la intervención con el denominado BIS (Bi Spectral Index) que mide la actividad cerebral de una forma constante.

Incluso tratándose de una anestesia general, la experiencia de nuestros pacientes con la anestesia “TIVA” está siendo excelente gracias al Dr. Bourgeois, un profesional de gran veteranía que domina la técnica a la perfección.

Ventajas de la anestesia TIVA frente a la anestesia tradicional:

  • Mínima depresión cardiovascular
  • Menor incidencia NVPO (Náuseas y Vómitos Postoperatorio)
  • Mayor seguridad y estabilidad por infusión continua, al mismo ritmo, de los fármacos
  • Disminución de la ansiedad
  • Mayor sensación de bienestar
  • No existe la posibilidad de despertar en el periodo intraoperatorio
  • Utiliza fármacos de metabolización y eliminación rápida
  • No se produce polución del medio ambiente ni del área quirúrgica
  • El paciente despierta sereno con un alto nivel de conciencia

Todas estas ventajas hacen que en la clínica del Dr. Sordo apostemos por una técnica segura y con mayor confort para nuestros pacientes.

En la clínica del Dr. Sordo tratamos las cicatrices para que estas sean mínimas, independientemente del punto de abordaje. Una vez terminada la cirugía de reducción de pecho y aprovechando que sigues bajo anestesia general, te aplicaremos nuestro láser para cicatrices. Se trata de un láser de quirófano que reduce la cicatriz hasta un 30% al activar el proceso de cicatrización en ese mismo momento.

Podrás realizar deporte suave a las cuatro semanas de la operación siempre y cuando realices ejercicios que no impliquen la actividad de los pectorales y no produzcan vibraciones en los mismos. A los tres meses de la operación de pecho podrás introducir en tu rutina más ejercicios, como correr, natación o montar en bicicleta.