Gracias

Nos pondremos en contacto contigo con la mayor brevedad posible para concertar una cita.

Pedir cita con el doctor

Online Videollamada 100% segura
Presencial Núñez de Balboa, 107, Madrid
  • Diagnóstico personalizado y
    resolución de dudas
  • Simulación 3D en citas presenciales o
    videoconferencia 100% segura
  • Descontaremos los 100 € en caso de
    aceptación de presupuesto
Estoy de acuerdo con la tarifa de 100 € (no reembolsable), he leído y acepto la política de protección de datos y la prestación del servicio contratado.
Estoy de acuerdo con recibir ofertas y servicios de mi interés.

¿Prefieres Whatsapp o teléfono? Llámanos al

686 522 167 whatshapp o mándanos un Whatspp

El sujetador interno en el aumento de pecho

Publicado el 3 de octubre de 2014

Las matrices dérmicas acelulares son la última tecnología en aumento mamario. La cirugía secundaria de mamas, es decir la corrección de una cirugía de mamas realizada con anterioridad, supone un reto profesional y una especialidad quirúrgica en franco crecimiento.

Personalmente he podido observar cómo ha ido incrementándose la demanda de este tipo de operaciones en la consulta.

En estos casos nos enfrentamos a una constelación de problemas muy variados que requieren soluciones a medida: implantes rotos, mamas asimétricas, contracturadas, descolgadas o atróficas.

En cualquier caso resulta fundamental tener en cuenta el concepto de “cobertura” del implante: cuanto más tejido haya cubriendo la prótesis, mejor estética, tacto, naturalidad y futuro tendrá la cirugía.

Para poder aumentar esa cantidad de tejido contamos ahora con unas láminas de piel artificial que están resultando un gran avance fundamentalmente para este tipo de casos secundarios.

Estas láminas se colocan alrededor del implante y se integran en el tejido mamario. Con eso conseguimos envolver mejor la prótesis, protegerla, y resolver irregularidades, asimetrías y contracturas. Se trata, en definitiva, de un «sujetador interno» que viene a proteger y cubrir el implante.

Esta novedad está suponiendo un importante avance que viene a resolver cuestiones críticas en cirugía secundaria de mamas: una cirugía con demanda creciente y alto nivel de dificultad.