Gracias

Nos pondremos en contacto contigo con la mayor brevedad posible para concertar una cita.

Pedir cita con el doctor

Online Videollamada 100% segura
Presencial Núñez de Balboa, 107, Madrid
  • Diagnóstico personalizado y
    resolución de dudas
  • Simulación 3D en citas presenciales o
    videoconferencia 100% segura
  • Descontaremos los 100 € en caso de
    aceptación de presupuesto
Estoy de acuerdo con la tarifa de 100 € (no reembolsable), he leído y acepto la política de protección de datos y la prestación del servicio contratado.
Estoy de acuerdo con recibir ofertas y servicios de mi interés.

¿Prefieres Whatsapp o teléfono? Llámanos al

686 522 167 whatshapp o mándanos un Whatspp
Blog de cirugía plástica

Cirugía plástica secreta

Publicado el 6 de febrero de 2015

Hemos ido modificando nuestras caras durante siglos, descubre Louisa Peacock, que entrevista a uno de los líderes de cirugía plástica Dr. Bryan Mendelson sobre qué anima a las mujeres a pasar por el quirófano, sobre la búsqueda de la belleza y por qué para algunos la cirugía es algo malo.

Muchas mujeres en París tenían ‘liftings express‘ en la década de 1920, una tendencia que ha continuado desde entonces, dice el doctor Bryan Mendelson. La inmensa mayoría de los pacientes del Dr. Bryan Mendelson ocultan a sus maridos y niños el hecho de que están teniendo un tratamiento de cirugía plástica en la cara. La mayoría de las mujeres deciden pasar por el quirófano sin consultar a sus familiares más cercanos, dice.

Cuando le pido poner una cifra sobre esa afirmación, dice con firmeza que el 99,99% de sus pacientes no informan a sus parejas. Pero ¿por qué? ¿Les da vergüenza a las mujeres someterse a una cirugía plástica? ¿Tienen miedo de la reacción de la gente? ¿Creen que sus maridos les tratarían de convencer para que no lo hagan?

«La gente que opta por la cirugía no lo hace para impresionar a los demás, lo hace para impresionarse a sí mismos», dice el Dr. Mendelson en defensa de sus pacientes. «Para muchas personas, se trata de recuperar la confianza en sí mismos de nuevo.»

Los maridos de las pacientes tienden a escandalizarse sobre la cirugía, diciendo: «Yo la quiero tal y como es, ¿por qué iba a correr ese riesgo?», dice, añadiendo que las mujeres dicen a sus seres queridos que van de vacaciones con amigos o de viaje de negocios, cuando en realidad se están quedando en la clínica durante unas semanas. «El hecho es que se trata de la autoestima. Lo están haciendo por ellas mismas.»