Rinoplastia abierta o cerrada. Qué tipo de operación de nariz me conviene

Por 31 enero, 2017 Nariz One Comment
rinoplastia abierta o cerrada

La diferencia fundamental entre la rinoplastia abierta y la cerrada se basa en la forma de acceder al interior de la nariz. Mientras que en la rinoplastia abierta se realiza un pequeña incisión en la base de la nariz para poder levantar la piel, en la rinoplastia cerrada, la cirugía se realiza desde dentro de la nariz, a través de las fosas nasales, sin que el cirujano plástico tenga una visión directa de la zona intervenida.

A la hora de realizar una rinoplastia, en cirugía estética entendemos que hacer más maniobras y resolver completamente toda la estética y la función nasal, es mejor. Por tanto recomendaremos que la rinoplastia sea abierta, ya que permite al cirujano plástico, visualizar directamente todos los tejidos y poder de esta manera modificar la nariz de una manera más precisa.

Casos en los que conviene la Rinoplastia Abierta:

Cuando tenemos que hacer un trabajo en la punta de la nariz, suele ser más ventajosa la rinoplastia abierta, ya que nos permite medir con un calibre milimetrado, simetrizar, igualar… y en definitiva ser mucho más precisos a la hora de modificar la punta nasal debido a que se maneja mejor de manera abierta.

Cuando existe la necesidad de quitar un caballete muy grande, en general, es mejor realizar una rinoplastia abierta. Con este tipo de cirugía de nariz, además de permitirnos ser más precisos, podremos colocar injertos espaciadores en el dorso de la nariz para evitar las secuelas estéticas de haber quitado un gran caballete, como por ejemplo la deformidad en “V” invertida, que es bastante típica si se retira un caballete y no se colocan los injertos espaciadores.

Casos en los que conviene la Rinoplastia Cerrada:

De esta manera, la rinoplastia cerrada, desde nuestro punto de vista, queda para casos en los que sólo haya que rebajar un dorso de una manera discreta, sin ser un gran caballete y rinoplastias que no necesiten un manejo muy complejo de la punta.

Por lo tanto, la rinoplastia cerrada o endonasal, la reservamos para casos sencillos en los que solamente haya que rebajar el caballete un poco y estrechar la nariz y que no requieran de un trabajo en la punta nasal excesivamente complejo. Del mismo modo reservaremos la rinoplastia cerrada para hacer pequeños retoques o refinamientos de rinoplastias previas abiertas, que habremos hecho y que requieran algún pequeño retoque para mejorar alguna pequeña imperfección o irregularidad que haya quedado de la primera intervención. Una situación infrecuente, que puede darse en casos excepcionales, por ejemplo en rinoplastias complejas que requieren muchas modificaciones.

 

Por lo tanto, a la pregunta de ¿Qué tipo de operación de nariz me conviene? Será el cirujano plástico el que responda, después de realizar un estudio previo del paciente, analizando las necesidades del mismo. Sólo de esta manera se decidirá si la intervención optima para ese paciente es la rinoplastia abierta o cerrada.

 

One Comment

Dejar un comentario

Si estás considerando someterte a una operación de cirugía estética Pide cita sin compromiso