Recomendaciones y cuidados antes y después de una reducción mamaria

Reducción Mamaria

Antes y después de una reducción mamaria deberemos seguir una serie de recomendaciones y cuidados que nos ayudarán a que nuestra recuperación sea más breve y mejor.

Recomendaciones y cuidados antes de una reducción mamaria:

Antes de la cirugía debemos acudir a la consulta del cirujano, donde él mismo nos revisará la medicación que estemos tomando, así como, que no estemos con un ciclo de antiinflamatorios o de fármacos, tipo aspirina, que nos producirán más sangrado de lo normal. A parte de esto, en la clínica del Dr. Sordo revisamos que el paciente no esté tomando productos dietéticos, vitamínicos o de herbolario que puedan generar un sangrado mayor, como por ejemplo el aceite de onagra, ginkgo biloba o complejos vitamínicos que contengan “vitamina E” que es antioxidante e influye en la cascada de la coagulación.

Una vez revisada la medicación del paciente, es importante que preparemos la cirugía en la consulta, se tomen fotos del caso, se mida y se dibuje todo el patrón de reducción que se va a realizar en la mama antes de acudir al hospital. Esta labor se realizará en la consulta de una manera más tranquila y discreta, que resulta menos estresante para el paciente al no estar pendiente de entrar en el quirófano. De esta manera, cuando el paciente llegue al hospital, podremos pre-sedarlo, sin necesidad de que se tenga que poner de pie para dibujar el patrón de la reducción.

Otro de los pasos que seguimos en la clínica del Dr. Sordo, es la realización de un estudio fotográfico completo de las mamas del paciente para advertir si tiene asimetrías, si hay alguna diferencia de implantación vertical u horizontal entre las dos mamas, si hay alguna asimetría de surco, de areolas, cuál es la distancia entre el complejo areola-pezón y la horquilla external y anotar todas esas diferencias que existen en el paciente.

Además realizaremos previamente una mamografía, para estudiar si existen lesiones en el paciente que nos obligarían a realizar una biopsia de un segmento de tejido específico o a tratarlo. Nosotros estamos obligados a intervenir solamente mamas sanas. Nunca intervendremos mamas que se encuentren en estudio radiológico o que presenten alguna zona que requiera biopsia o seguimiento por parte del radiólogo. Por lo tanto, sólo podremos intervenir mamas que tengan una radiología mamaria BIRADS-I o BIRADS-II (Clasificación radiológica de la sociedad de radiología americana). Los cirujanos plásticos y estéticos podrán intervenir mamas con clasificación BIRADS-I o BIRADS-II y en algunos casos BIRADS-III si van a realizar alguna biopsia mamaria.

Recomendaciones y cuidados después de una reducción mamaria:

El postoperatorio de una reducción mamaria consiste en:

  • Tomar la medicación antibiótica y analgésica que se ha pautado en la consulta.
  • Mantener un reposo relativo, si bien es cierto que se pueden mover ambos miembros superiores y llevar una vida relativamente normal.
  • Evitar esfuerzos intempestivos.
  • Llevar un sujetador deportivo bien adaptado al paciente durante las 24horas al día hasta la siguiente cura, que generalmente será a los siete días de la intervención.
  • Acudir a las revisiones pautadas con el cirujano para controlar la evolución de la mama después de la cirugía.

Para más información sobre las recomendaciones y cuidados antes y después de una reducción mamaria consulta con el cirujano plástico, estético y reparador, Dr. Sordo.

 

Dejar un comentario