Postoperatorio de una cirugía de pómulos y mentón

Por 13 octubre, 2014Cirugía estética

Las molestias son generalmente pequeñas, derivadas de la inflamación secundaria a la intervención, y son fácilmente controlables mediante la medicación recetada. La inflamación alcanza habitualmente su máximo hacia el segundo o tercer día para comenzar a disminuir lentamente en las siguientes semanas.

A los 6-7 días de la intervención será citado en consulta para retirar las suturas (en caso de haberlas) y los apósitos.

Si se utilizan implantes, hay que tener en cuenta que el proceso de cicatrización es un proceso lento y gradual, por lo que la inflamación residual puede tardar en desaparecer de dos a tres meses o a veces algo más, si bien la mayor parte desaparece en las primeras 2-3 semanas.

Si se realiza un lipofilling, la inflamación residual será mucho menor. Al mes de la intervención se verá qué porcentaje del injerto graso permanece estable, normalmente alrededor del 80%.

Mientras dure el proceso de la inflamación deberá evitar exponerse al sol o a temperaturas excesivas. Puede ducharse desde el 1º día con cuidado de no mojar la zona.

Puedes encontrar más información en nuestra sección sobre Pómulos y Mentón.

Dejar un comentario