(Las fotografías de operaciones de cirugía estética no han sido manipuladas digitalmente. Son casos reales realizados por el Dr. Gustavo Sordo, cirujano plástico, estético y reparador) 

Patología: Un traumatismo pasado durante el desarrollo del esqueleto facial en la infancia había generado una grave desviación de tabique que precisaba una corrección. Además era necesario corregir punta y refinar el aspecto de la nariz. La única opción de conseguir enderezar una nariz así es mediante el uso de injertos de cartílago tomados del propio tabique del paciente.

Ver más casos

Dejar un comentario