¿Por qué tanta gente quiere someterse a procedimientos cosméticos?

Por 24 Febrero, 2013Cirugía estética

Parece que cada vez más de nosotros optamos por un poco de ayuda para reducir la apariencia del envejecimiento.

La industria de procedimientos cosméticos está en auge. En la última década, ha experimentado un aumento en facturación estimado en cinco veces más. En cualquier época esto sería un aumento asombroso – en épocas de recesión resulta todavía más asombroso.

En particular, ha habido una escalada en los tratamientos no quirúrgicos, tales como los rellenos dérmicos y el Botox.

Un análisis reciente ha revelado la estremecedora falta de regulación relativa a estos ‘inyectables’ y ha exigido una variedad de medidas para proteger a los pacientes.

Así que, ¿quién se anda haciendo “algunos arreglillos”?

“Nuestro paciente promedio tiene entre 35 y 55 años,” dijo Pat Dunnion, director ejecutiva de Transform.

“La gente quiere verse bien –pagamos para ir al gimnasio, así que ¿por qué no pagar para mejorar tu apariencia? Los tratamientos son más accesibles y asequibles que nunca.”

‘Todo el mundo quiere verse bien’

Karen Rowing, 45 años, de Essex, es una de sus pacientes: “En donde vivo, todo el mundo quiere verse bien –incluso gente de 21 o 22 años se están haciendo tratamientos.”

“Yo les digo que se esperen hasta que tengan mi edad, pero es una lucha de poderes – todo el mundo quiere competir con los demás.”

Karen concordó en dejarnos grabar su tratamiento de relleno dérmico, el cual duró unos 25 minutos y costó alrededor de 600 libras. Años de grabar operaciones quirúrgicas han logrado que prácticamente nada ya me dé grima, pero me imagino que alguna gente haga una mueca de dolor ante la idea de rellenos inyectados bajo la piel del rostro.

Karen deseaba disminuir la apariencia de las líneas de expresión de su rostro y se lo tomó con filosofía: “Es algo incómodo, pero nada que te haga ponerte a gritar. Estoy muy contenta con el resultado – una apariencia muy natural.”

Estos lifts a la hora del almuerzo han demostrado ser cada vez más populares. Karen Rowing se puso Botox durante su descanso para el almuerzo y después de su tratamiento de relleno dérmico podrá irse a casa para luego ir a recoger a sus hijos al colegio.

La disponibilidad de los tratamientos no quirúrgicos ha ayudado a normalizar los procedimientos cosméticos, alimentado por la cultura de las celebridades que impregna la mayor parte de los medios de comunicación.

Bien realizados, los procedimientos cosméticos tienen el propósito de proporcionarte una apariencia más joven y más vital. Mal realizados pueden dejar a la gente con apariencia hinchada o con una importante infección.

El equipo responsable por esta investigación estaba preocupado por la “trivialización” de la cirugía estética y veía con desaprobación realities televisivos como The Only Way is Essex (TOWIE).

También criticó ofertas y promociones con los que algunos prestadores de servicios cosméticos ofrecen para atraer a los clientes.

Programa de Fidelidad  

Transform dice que dejó de hacer promociones de cirugía hace ya varios años, pero que sí posee un programa de fidelidad basado en puntos, así como otros descuentos para algunos tratamientos inyectables.

“Eso es lo que los pacientes nos piden y es la norma en la industria cosmética, pero como resultado del informe de Keogh volveremos a revisar nuestras estrategias de marketing y a considerar lo que haremos en el futuro.

“No estamos intentando persuadir a la gente a realizar cualquier tipo de tratamiento cosmético y nuestros cirujanos rechazan casi al 40 de los pacientes porque son no son adecuados o porque poseen expectativas irrealistas,” afirmó Pat Dunion.

En varias ocasiones y para poder ilustrar algunas de las historias, he hecho de conejilla de indias médica, pero no cruzaré la línea y me someteré a rellenos dérmicos o a cualquier otro tipo de tratamiento cosmético. Arrugas y todo lo demás es el futuro que me espera.

Dejar un comentario