Pérdida de sensibilidad en el pecho tras aumento de mamas: lo que hay que saber

Por 13 julio, 2014Aumento de pecho
Sensibilidad en el pecho

Aumento de pecho: ¿se pierde la sensibilidad?

La pérdida de sensibilidad en el pecho tras un aumento de mama con implantes es una de las quejas más frecuentes dentro de las pocas quejas que se producen en el contexto de la cirugía mamaria.

Debes saber que, como todas las cirugías, el aumento de mamas implica algunos efectos secundarios que pueden suceder, si bien su frecuencia es muy baja y como veremos, generalmente es algo temporal.

Los cirujanos necesitamos hacer un espacio lo suficientemente grande para que quepa el implante. Generalmente ese espacio se hace debajo del músculo ya que así disminuye la frecuencia de contractura capsular (de la cual hablaremos próximamente) y la naturalidad es mayor.

Cuando el impante que tenemos que poner es grande, y más en concreto es ancho, el espacio que tenemos que crear para que quepa lógicamente es mayor, con lo cual la probabilidad de interrumpir algún nervio de los que van a la mama (piensa pequeños cables de la luz que cruzan de lado a lado siguiendo la dirección de tus costillas) es también mayor. Además, como hay un aumento de volumen derivado de la colocación del implante, esos cables pueden sufrir un “estirón” y quedarse sin funcionar correctamente durante un tiempo aunque no estén interrumpidos.

Digamos por tanto que hay dos situaciones distintas:

1) Nervio interrumpido

2) Nervio que ha sufrido un estiramiento brusco y queda “adormecido

La mayor parte de las veces tras un aumento de mamas no sucede nada, no hay ningún tipo de alteración sensitiva, y la evolución es perfecta.

En un pequeño porcentaje de los casos (3-4%, aunque no se sabe con exactitud), estaríamos en la situación número 2, y el paciente pasaría un tiempo sin sensibilidad en una zona de la mama (generalmente la parte inferior) hasta que la va recuperando poco a poco. Esa recuperación puede durar hasta 6-7 meses. Mientras tanto, puede tomarse un complejo de vitaminas del grupo B que ayude a la recuperación nerviosa.

Y por último, en un porcentaje incluso menor, la situación que sucede es la número 1, y la pérdida de sensibilidad en ese caso sería permanente. Muy, muy infrecuente.

¿Qué podemos hacer para evitar esto?

En la misma línea que hemos comentado tantas veces, es muy importante controlar el tamaño de los implantes. No sobrepasar las dimensiones anatómicas de la mama (fundamentalmente el ancho) está más que estudiado y comprobado que disminuye la tasa de complicaciones y el resultado además es mucho más natural. Para ello es fundamental realizar un análisis de las dimensiones adecuadas para cada paciente con la ayuda de un simulador 3D. De esta manera la paciente podrá además tener una idea, lo más parecida a la realidad, del resultado que va a obtener.

Si sobrepasamos ese ancho de base de la mama con un implante cuyas dimensiones exceden a las de la paciente, estaremos entrando en el terreno de lo imprevisible: el implante probablemente se palpará pasado un año por los bordes, se habrá perdido naturalidad y proporcionalidad, y quizá, con mala suerte, haya algún nervio que esté adormecido (temporalmente) y nos genere una zona insensible en la mama.

Una vez más, la toma de decisiones racional e informada en consulta, en consenso con el cirujano, es la clave del éxito en cirugía estética. Por este motivo, no dudes en pedir cita con el cirujano, antes de tomar una decisión quirúrgica.

Prótesis redondas para un aumento de pecho con efecto natural

Hipoplasia mamaria bilateral corregida con un aumento de mamas

Pecho con falta de volumen en el polo superior. Resultado del aumento de mamas

36 Comments

Dejar un comentario