Mama tuberosa: Qué es y cómo se corrige con la cirugía

mama tuberosa

mama tuberosa

Las mamas tuberosas son malformaciones que aparecen en el cuerpo cuando los tejidos que cubren esta zona presentan una rigidez excesiva que no permite a esta zona del cuerpo a desarrollarse adecuadamente. Se trata de una anomalía de nacimiento (congénita), no hereditaria.

Esta dolencia suele aparecer durante la pubertad, momento en el que se produce el desarrollo sexual de las mujeres y cuando se observan las consecuencias de este hecho en el cuerpo de quienes la padecen.

La forma en que se manifiesta la mama tuberosa (que puede afectar a un pecho o a ambos) es relativa. Así, por ejemplo, podemos encontrar que provoca grandes mamas aunque lo habitual es que alcancen un tamaño menor del que corresponde. Además, los pechos de estas mujeres presentan las siguientes características:

  • Areolas grandes.
  • Herniación de la glándula a través de la areola.
  • Surco bajo la mama alto y estrecho.

De esta manera, el aspecto que suelen presentar las mamas afectadas por esta dolencia es de pechos demasiado separados, que presentan una forma tubular, un pezón de gran diámetro y una inclinación excesiva para su poco volumen.

 

Mama tuberosa: Cómo se corrige

Las mamas tuberosas pueden corregirse con cirugía. Para ello, lo primero que hay que hacer es un diagnóstico de la paciente. Esto es muy importante, pues no todas las mamas tuberosas son iguales. De hecho, existe una clasificación internacional conocida con el nombre de su autor, Grolleau, que divide la mama en cuatro cuadrantes y determina tres grados diferentes de deformidad. Dependiendo del estadio en que se encuentre la paciente, la solución será distinta aunque siempre pasando por una intervención quirúrgica.

Si el grado de mama tuberosa es leve puede corregirse con un implante mamario. En caso de que la afectación sea más grave, hay que recurrir a la reconstrucción completa del pecho que también contempla la colocación de un implante. Por lo general, la operación se concreta en las siguientes acciones:

  • Incisión peri-areolar con el que poder remodelar la areola. Las suturas se colocan alrededor de la areola en la mayoría de los casos.
  • Liberación de la zona submamaria para poder colocar la mama en su lugar y conseguir el descenso del surco para localizarlo en su lugar natural.
  • Redistribución del volumen glandular.

Profesionales como el doctor Gustavo Sordo realizan esta intervención de manera minuciosa, pues cuentan con la formación adecuada, la habilidad concreta y la experiencia necesaria para afrontar este tipo de retos. Por eso, si sufres este tipo de malformación, no dudes en ponerte en contacto con su clínica madrileña donde te darán cita rápidamente.

One Comment

Dejar un comentario