Liposucción en muslos ¿En qué casos está indicada?

Por 17 diciembre, 2015Reducción de grasa

Liposucción en los muslos

Aunque lo habitual es pensar que la grasa se acumula en el vientre o en los glúteos, los muslos son partes del cuerpo en los que también se producen estas alteraciones de peso y aspecto. Estas concentraciones de grasa (que los especialistas denominan lipodistrofias) en los muslos hacen que la figura de las personas sea poco armónica o luzca desproporcionada, un hecho que afecta a la autoestima de quienes lo sufren. Razones por las que se solicita el auxilio de los especialistas en cirugía estética. Pero…  ¿En qué casos está indicada la liposucción en muslos?

Liposucción en los muslos: Requisitos

Para que una persona pueda someterse a un liposucción en los muslos es necesario que cumpla los siguientes requisitos:

  • Que la grasa acumulada afecte a la figura del paciente.
  • Que el paciente esté en su peso normal o como mucho con un discreto sobrepeso
  • Que no haya un exceso de piel sobrante, ya que entonces además de la liposucción habría que añadir un lifting de muslos.

En todos los casos, los pacientes deberán someterse a un estudio completo exhaustivo en el que se suelen realizar analíticas y pruebas de anestesia.

Para que los muslos luzcan más tersos y moldeados, suele recurrirse a la liposucción. Este tipo de intervención consiste en la eliminación de la grasa utilizando para ello unas cánulas (finos tubos de aspiración) en la zona donde se acumula la grasa. Para ello se realizan unas pequeñas incisiones (de aproximadamente de unos 0,4 centímetros) por las que se extraen las células grasas del cuerpo mediante presión negativa. Un hecho que remodela el contorno corporal del paciente de manera inmediata.

Para evitar la aparición de hematomas o cicatrices, el doctor Gustavo Sordo emplea microcánulas de punta roma mediante infiltración tumescente, lo que evita, además, la pérdida de sangre del paciente. Un hecho que es habitual en otros sistemas de liposucción.

Liposucción en los muslos: Resultados

La zona más frecuentemente tratada en los muslos es la denominada “cartuchera”, que es la parte externa del muslo. Es muy frecuente que las mujeres acumulen volumen de grasa en esta zona a pesar de estar delgadas, y muy difícil poder rebajar la zona sólo con dieta y ejercicio. Se trata de una intervención de la más agradecidas, que genera una figura más redondeada y proporcionada, una disminución en la talla de la ropa, y una sensación de tener el glúteo más elevado.

La liposucción en la cara interna de los muslos también suele tener excelentes resultados. Gracias a ella vamos a generar un espacio entre los muslos, evitando que se junten el uno con el otro, lo que genera una sensación de esbeltez mucho mayor, especialmente si se combina con una liposucción de la parte externa del muslo (cartucheras). Es muy frecuente la combinación de ambas (cartuchera y cara interna) para conseguir una remodelación completa de los muslos.

En otras ocasiones, además de la liposucción, el paciente se somete a una lipotransferencia o lipofilling. Una intervención en la que se remodelan, además de los muslos, zonas anexas de éstos añadiendo volumen en las zonas donde hace falta, como por ejemplo los glúteos cuando están vacíos o faltos de proyección. De esta manera se persigue una mejoría completa de la figura aprovechando la grasa que se ha extraído tanto de la cara interna como de la cara externa (cartucheras).

Así pues, si estás cansado o cansada de hacer deporte, de recurrir a dietas milagrosas y de ver cómo los bultos de grasa se acumulan sin remedio en tus muslos, acude a la consulta del doctor Gustavo Sordo y pide información sobre la liposucción en muslos. El cirujano plástico te explicará en qué casos está indicado y los resultados que podrás obtener.

 

Dejar un comentario