Lifting en el cuello: Qué es y qué beneficios nos aporta

Lifting en el cuello

Para acabar con las arrugas y el descolgamiento que el paso del tiempo y la pérdida de elasticidad en la piel dejan en nuestro cuello, lo mejor es recurrir a la cirugía estética y solicitar que nos realicen un lifting de la zona.

Llega un momento en el que los ejercicios faciales y las distintas soluciones para hidratar el cuello no son suficientes. La piel, con el paso del tiempo, no responde de la misma manera a las distintas sustancias y tampoco a los ejercicios, por lo que las arrugas acaban por verse de manera más pronunciada. Un punto en el que sólo la cirugía estética está capacitada para frenar el paso del tiempo y devolver a nuestro cuello su firmeza, juventud y aspecto liso.

Para rejuvenecer el cuello se suele recurrir al lifting, una intervención en la que se corrige el descolgamiento de los tejidos y de los músculos de la zona en la que se interviene.

Hay diferentes maneras de hacer un lifting en el cuello, aunque la técnica más recomendable es la que emplea el doctor Gustavo Sordo. Un método en el que se realiza una cirugía de restitución de volumen y de los tejidos profundos sobre los cuales se adapta la piel. Así pues, aquí la piel no se estira como en los liftings tradicionales (look “estirado”). Y es el que el objetivo final de este sistema es la naturalidad de los rasgos faciales, y los estiramientos dan un aspecto artificial que influye, además, en la expresividad del rostro de la persona que aparece encorsetada.

El lifting de cuello sigue los siguientes pasos:

  • Se realiza una incisión en la línea de pelo, tras la oreja. Solo si es necesario se puede hacer una pequeña incisión bajo el mentón.
  • Se retira la grasa sobrante de la papada si procede, y se recoloca la musculatura y los tejidos profundos en una posición más favorable.
  • La musculatura del cuello, descolgada y con “bandas” verticales, se tensa y recoloca en la posición donde estaba años atrás.
  • Se coloca la piel sin tensado excesivo, acompañando el trabajo interno que se ha realizado.

Y todo ello se logra dejando el mínimo de rastro, pues la intervención provoca una mínima cicatriz que se coloca en la raíz de pelo y en el borde interno de la oreja, lo que hace que pase desapercibida.

Además de reforzar la autoestima de la persona que se somete a un lifting de cuello, esta operación conlleva otras ventajas. La más destacada es que da la sensación de haber perdido peso, pues se ha eliminado el exceso de grasa que aparecía localizada en la zona y que afectaba a nuestra imagen global. Obviamente, a los ojos de quienes nos rodean pareceremos más atractivas y más cuidadas que quienes presentan arrugas en el cuello, por lo que tendremos más éxito en profesiones en las que contar con una buena imagen sea determinante.

Con todo ello, si deseas eliminar las arrugas del cuello con un lifting en la zona, no dudes en contactar con la clínica del doctor Gustavo Sordo y pedir una cita sin compromiso. El cirujano plástico estético, te explicará en qué consiste la operación y los beneficios que aporta.

Dejar un comentario

Si estás considerando someterte a una operación de cirugía estética Pide cita sin compromiso