La actividad de la cirugía estética en 2013

estudio SECPRE

El número total de procedimientos quirúrgicos realizados en 2013, para los tipos de intervención que se han incluido en el estudio, se sitúa en torno a las 65.000 intervenciones. En la comparación con los datos referidos al 2009 hay que tener muy presente que en esta edición el abanico de intervenciones por el que se ha preguntado es menor que en la edición pasada. El catálogo de intervenciones que ahora se considera, siguiendo el criterio de la ASAPS, engloba aproximadamente el 70% del total de intervenciones recogidas en el estudio de 2009. Ahora bien, las intervenciones que se mantienen son las que nece­sariamente requieren de la intervención de un especialista en cirugía plástica, estética y reparadora, dejando fuera del análisis aquellas que o bien precisan de cirugía menor o que, debido a los avances tecnológicos, se afrontan en muchas ocasiones con métodos no quirúrgicos. Igualmente, quedan fuera del estudio aquellas que se estima tienen escasa incidencia y las más vinculadas a la cirugía reparadora, como puede ser el caso de la asimetría mamaria o la reconstrucción.

  • En el informe del 2009 los entrevistados tenían la percepción de un descenso de las operaciones, que se situaban en torno al 26%. Los resultados de esta edición señalan que la percepción de la evolución sigue siendo negativa: los responsables de hospitales y centros sanitarios, estiman un descenso de 23% y los cirujanos plásticos de la SECPRE calculan un descenso medio de 27%. Más allá de las percepciones, los datos referidos a 2009, permiten esti­mar que el número de intervenciones ha descendido en torno al 15-18%, no afectando la caída de forma uniforme a los distintos tipos de intervención.
  • El tipo de intervención más demandado durante 2013 ha sido el au­mento mamario, seguido de la liposucción y la cirugía de los parpados.

En este ranking se mantienen los mismos tipos de intervención que hace 4 años, pero la mamoplastia de aumento asciende al primer lugary la liposuc­ción queda relegada al segundo.

•                 Un 87,8% de las intervenciones fueron realizadas a mujeres, frente a un 12,2% a hombres. Aunque las operaciones de cirugía estética en hom­bres se han incrementado significativamente desde los años noventa, esta tendencia parece haber alcanzado una estabilidad, ya que el dato es similar al alcanzado en 2009. Muy probablemente los cambios en las actitudes de los varones no sean tan claros por el efecto negativo que sobre los núme­ros ejerce la crisis económica, ya que distintas investigaciones, entre otras el último Estudio de Cosmética y Cuidado Personal de Men’s Health (Estudio de Cosmética y Cuidado personal Masculino 2011), han

puesto de relieve la creciente preocupación masculina por la belleza facial y corporal. En este sentido cabría esperar que el interés de los varones en las intervenciones de cirugía estética crezca en los próximos años reduciéndose algo más la gran diferencia de sexos en la cirugía estética.

  • Si nos fijamos en la variable edad vemos que las intervenciones llegan a su punto álgido en la franja de 30-44 años, donde se concentra el 42,2% de los pacientes, para mantenerse en un nivel alto hasta los 60 años y luego descender drásticamente. Los pacientes por encima de 44 años representan un 32,7% del total, aunque los mayores de 60 sólo representan el 5,7%. Por su parte, los menores de 30 años suponen el 25,1% de los pacientes, des­tacando que sólo el 1,3% de las intervenciones se realizaron a menores de edad. Esta distribución por edad es muy similar a la existente en el 2009,
    reflejando una escasa incidencia de la crisis sobre el momento en el que se decide la intervención y apuntando a la existencia de un “ciclo vital” en la decisión última de optar por la intervención.

La facturación por cirugía estética en 2013 se aproxima a los 300 millones de euros. Aproximadamente un 23% de esta facturación es atri-buible a costes sanitarios(hospitalización, anestesia, etc.) y hasta un 10% estaría destinado a las prótesis o implantes empleados en las intervenciones.

•           La facturación, obviamente, no depende solo de la demanda sino también del precio de las intervenciones. El aumento de mamas, la liposucción y el aumento+elevación de mamas son los tres tipos de intervención que gene­ ran mayor facturación.

Dejar un comentario

Si estás considerando someterte a una operación de cirugía estética Pide cita sin compromiso