Evitar el uso de drenajes en los aumentos de mama

Por 10 julio, 2018Aumento de pecho
Evitar el uso de drenajes

Evitar el uso de drenajes en los aumentos de mama es el punto más importante del protocolo de seguridad de la clínica del Dr. Sordo. Un protocolo que sigue el “Plan de los 14 Puntos” creado por la “Integrated Specialist Healthcare Education and Research Foundation” (ISHCERF), una fundación internacional dedicada a la educación e investigación de la salud.

Para poder prescindir del uso de drenajes es fundamental realizar el espacio o bolsillo donde se va a alojar el implante de una forma impecable desde el punto de vista de la hemostasia. Es decir, que no haya llegado a sangrar en ningún momento gracias a la realización de una hemostasia prospectiva o proactiva.

Para realizar esta hemostasia, todas las estructuras vasculares que se encuentran detrás del pectoral van a ser coaguladas a medida que nosotros avanzamos, sin permitir en ningún momento el sangrado del espacio retromuscular. En ese espacio es donde colocaremos nuestros implantes utilizando la técnica de Dual Plane I.

Para conseguir la hemostasia proactiva utilizaremos agujas de tungsteno. Estas agujas nos permiten un control más perfecto, ya que no disipan tanto la energía y hacen que el calor se concentre en la punta del terminal. 

Sólo gracias a esta técnica, con la que conseguimos un bolsillo impecable, podremos permitirnos evitar el uso de drenajes en los aumentos de pecho.

¿Por qué es importante evitar el uso de drenajes?

Porque los drenajes ponen en comunicación la piel en donde habita la flora saprófita y los gérmenes, en concreto el estafilococo epidermidis que es el causante de la mayor parte de las infecciones quirúrgicas, con el implante. Como hemos indicado en anteriores entradas, el control de la infección y de la carga bacteriana que tiene que soportar el implante es determinante, no solamente a la hora de controlar infecciones agudas, sino sobre todo a la hora de controlar la aparición de procesos de contractura capsular sobre el implante.

Está científicamente comprobado que en menos de tres horas existen gérmenes en las boquillas de los drenajes que son perfectamente cultivables.

Por lo tanto, evitar el uso de drenajes no sólo va a redundar en un mejor control de la carga bacteriana del implante, y por lo tanto una mayor asepsia y esterilidad, sino que además constituye uno de los pilares fundamentales de los aumentos de mama con recuperación rápida. Evitando los drenajes se minimizan las molestias del paciente, el dolor y el malestar postoperatorio.

La retirada de los drenajes, después de un aumento de mamas, es vivida por los pacientes como el momento de máximo dolor que han sufrido después de la cirugía. Llegando a ser el peor recuerdo de la operación que les queda a los pacientes.

Si podemos evitar ese momento doloroso y ese mal recuerdo del proceso quirúrgico, además de evitar la contaminación bacteriana que puede provenir de ese drenaje, habremos conseguido dos de nuestros objetivos:

  • Máximo confort postoperatorio
  • Máxima esterilidad en la colocación del implante

Por todos estos motivos, en la clínica del Dr. Sordo defendemos este punto fundamental de nuestro protocolo de seguridad: “Evitar el uso de drenajes en los aumentos de mama”. Para más información, contacta con el cirujano plástico estético y reparador.

Dejar un comentario