Encapsulamiento del pecho: síntomas y tratamiento

Por 1 octubre, 2015Aumento de pecho
Encapsulamiento del pecho

Encapsulamiento del pecho

Cuando el cuerpo detecta un cuerpo extraño en su interior reacciona formando una capa de tejido a su alrededor. A este hecho se le denomina encapsulamiento.

El encapsulamiento del pecho es una de las complicaciones más habituales en las mujeres que han operado para aumentar el tamaño de sus mamas. Esta reacción del cuerpo funciona como una cicatriz y se contrae o relaja en función de múltiples variables, lo que ocasiona complicaciones y molestias. Entre las más habituales destacan:

  • Dolor en los senos. En ocasiones en una molestia pequeña, en otros un dolor agudo que impide el desarrollo de la vida cotidiana de las mujeres que padecen estos encapsulamientos.
  • Endurecimiento del pecho. La cápsula que está alrededor del implante, creada por el paciente, es demasiado rígida y el resultado es un tacto excesivamente duro.
  • Arrugas o malformación de la forma del pecho. Esto hace que el pecho aparezca deformado a simple vista.
  • Sensibilidad extrema. La zona se vuelve extremadamente sensible, lo que provoca un malestar constante en la mujer.

Para evitar la aparición de encapsulamiento en el pecho, lo mejor es confiar en el trabajo de un cirujano plástico de prestigio como el doctor Gustavo Sordo. Solo de esta manera tendremos la seguridad de que se están utilizando implantes mamarios de máxima calidad y de que cuenta con la destreza suficiente como para minimizar la posibilidad de nuevos encapsulamientos.

En este sentido, hay que destacar que en la clínica del doctor Gustavo Sordo se emplea la técnica “24h Recovery”. Este procedimiento se basa en un control perfecto del espacio y de la coagulación, donde el espacio se talla a la medida exacta del implante, minimizando la aparición de problemas posteriores como el encapsulamiento del pecho. Esta precisión es posible gracias al empleo de un bisturí electromagnético con terminal de tungsteno que controla la coagulación del cuerpo de la persona. Esta técnica denominada “hemostasia proactiva” se realiza gracias a la visión directa asistida por fibra óptica del equipamiento utilizado por el doctor en sus intervenciones sobre las mamas de las mujeres.

Así pues, si queremos evitar complicaciones derivadas de un aumento de pecho, y evitar tener que pasar dos o tres veces por el quirófano para conseguir una o dos tallas más de sujetador, lo mejor es solicitar una cita en la clínica del doctor Gustavo Sordo.

Dejar un comentario