Cuidados esenciales antes y después de una blefaroplastia

Cuidados esenciales blefaroplastia

Antes y después de someternos a una cirugía hay que seguir una serie de cuidados esenciales para garantizar el éxito de la operación. En el caso de la blefaroplastia con la técnica “No touch” que realiza el Dr. Sordo, éstas son las recomendaciones:

Cuidados esenciales antes de la blefaroplastia:

Antes de realizar una blefaroplastia, en nuestra clínica de Madrid, recomendamos a nuestros pacientes que preparen su piel para que se produzcan un menor número de moratones posible. Generalmente nosotros utilizamos árnica montana, vitamina K y otros productos tópicos que se administran encima de la zona que se va a intervenir.

También es importante que el paciente que va a someterse a una operación para eliminar las bolsas, deje de tomar antiinflamatorios, productos de herbolario y otras medicinas que pueden generar un sangrado más profuso, como pueden ser los complementos vitamínicos, el aceite de onagra, ginkgo biloba y muchas otras medicinas alternativas. Como medida de precaución general, en la clínica del Dr. Sordo, retiramos todos los productos de parafamarcia, de herbolario o suplementos dietéticos o vitamínicos, quince días antes de la intervención. También es importante que el paciente no tome aspirina y controlar la medicación que generalmente está tomando el paciente por si estuviera anticoagulado o tomando alguna medicación que le pudiera provocar un sangrado mayor.

Otro de los cuidados esenciales antes de la blefaroplastia, es evitar la radiación ultravioleta y la exposición solar antes de la cirugía. En este sentido, conviene que la piel no se encuentre pigmentada o haya habido una respuesta a la exposición solar, ya que las cicatrices de la blefaroplastia podrían pigmentarse, quedando, de esta manera, la zona marcada.

Una vez que hayamos realizado la intervención estos son los cuidados a tener en cuenta después de la blefaroplastia:

  • Lo más importante es la aplicación de frío local en la zona intervenida. Para ello colocaremos hielo o unas gafas de enfriamiento de las que se colocan en el congelador y después se pueden colocar a modo de máscara encima de los párpados.
  • Otra recomendación fundamental es elevar el cabecero de la cama de manera que cuando estemos tumbamos nuestra cabeza no se encuentre en la misma línea del resto del cuerpo. Para ello, con colocar un par de almohadas será suficiente.
  • En el caso de que el paciente sufra molestias en el postoperatorio, aunque no se trate de una cirugía muy molesta, podrá tomar algún tipo de analgésico como paracetamol o Nolotil.
  • También es importante limpiar con un bastoncillo de algodón impregnado en suero, las pestañas y las pequeñas secreciones que se puedan ir acumulando alrededor de los apósitos y de los párpados para mantenerlos limpios.
  • Por último, lo más importante es, que si el paciente se ha sometido a una blefaroplastia transconjuntival, se coloque unas gotas generalmente con tobramicina y dexametasona para evitar la inflamación de la conjuntiva que se produce al realizar el abordaje transconjuntival que es el que nos facilita el acceso a las bolsas de grasa inferiores mediante la técnica “No Touch” . La única técnica que respeta la musculatura del párpado y por tanto no genera complicaciones mecánicas en el postoperatorio.

Estos son los cuidados esenciales antes y después de una blefaroplastia. Como verás, son recomendaciones sencillas, que el paciente que desee someterse a una cirugía para eliminar las bolsas de los ojos, deberá seguir para garantizar un resultado óptimo. Para más información sobre la técnica que utiliza el Dr. Sordo, no dudes en contactar.

 

Dejar un comentario