Corrección de las orejas de soplillo gracias a la cirugía estética

Por 16 Febrero, 2016Orejas de soplillo
Corrección orejas de soplillo

Corrección orejas de soplillo

La corrección de las orejas de soplillo es hoy día posible gracias a las operaciones de cirugía estética que se han desarrollado en este ámbito.

Cuando una persona tiene las orejas muy separadas de la cabeza o su tamaño es un poco más grande de lo habitual, se suele decir que tiene orejas de soplillo u orejas procidentes.

Aunque las consecuencias de tener unas orejas de soplillo son puramente estéticas, la carga psicológica que conlleva para quienes las poseen puede convertirlas en la causa de un complejo severo.

Para corregir las orejas de soplillo existen muchos remedios, aunque no todos adecuadamente verificados. Solo la cirugía estética específica para esta zona (denominada otoplastia) es, hoy por hoy, el remedio más rápido y eficaz.

 

Corrección de las orejas de soplillo: Otoplastia

Quienes deseen someterse a una operación para acabar con las orejas de soplillo deben saber que se trata de una intervención en la que se suele corregir la forma de las mismas haciendo múltiples suturas en la zona. Estas correcciones, sin embargo, no son seguras al cien por cien y, en muchos casos, acaban por soltarse las suturas. Para evitarlo, algunos profesionales de la cirugía como el doctor Gustavo Sordo han desarrollado una técnica combinada de otoplastia que ofrece mejores resultados.

En la operación de otoplastia combinada se talla el cartílago de las orejas al tiempo que se fija el resultado con suturas a los pliegues de la oreja. De esta manera, se consigue armonizar la forma y el tamaño de la oreja al conjunto de la cabeza; y obtener una mejor fijación del pabellón auricular. El resultado no depende sólo de las suturas, sino que al tallar el cartílago el resultado es más estable y seguro.

Las operaciones para corregir las orejas de soplillo suelen realizarse desde la parte trasera de la oreja, lo que permite esconder la cicatriz, siendo casi invisible a los ojos de los demás.

La intervención no suele prolongarse más de hora, no requiere ingreso hospitalario, permite a la persona incorporarse a su vida habitual a los dos días, y sus resultados son inmediatos.

Así pues, si tienes orejas de soplillo olvida los remedios caseros y acude a una clínica de cirugía estética de confianza como la del Dr. Gustavo Sordo. ¡Pide cita sin compromiso! El cirujano plástico analizará tu caso personalmente.

 

Dejar un comentario