Blefaroplastia: La cirugía de párpados también mejora tu campo de visión

Por 1 diciembre, 2015Párpados y ojos
Blefaroplastia

Blefaroplastia

Muchas personas recurren a la blefaroplastia para rejuvenecer su mirada y, por extensión, el aspecto de su rostro. Sin embargo, esta operación tiene aplicaciones que van más allá de la estética siendo un aliado fundamental para quienes hayan visto cómo se reducía la visión periférica. Esta visión es la que nos permite abarcar hasta casi 180 grados con nuestros ojos. Y gracias a la cirugía de párpados también mejorará nuestro campo de visión.

Y es que los párpados cumplen una función determinante en la salud ocular de las personas. Las más destacadas son:

  • Proteger los globos oculares.
  • Generar y distribuir, de manera uniforme, la capa oleosa de la película lagrimal que impide que la lágrima se evapore.
  • Distribuir la lágrima por todo el globo ocular.
  • Evacuar la lágrima.

Así pues, la acumulación de grasa o el descolgamiento de la piel de los párpados, puede provocar que estas funciones (una o varias) se vean afectadas de alguna manera. Incluso originar males más complejos como el síndrome del ojo seco y el lagrimeo constante. Por lo que una intervención que corrija las malformaciones de los párpados incidirá directamente sobre el funcionamiento del ojo, especialmente sobre la dinámica lacrimal. Un hecho directamente relacionado con la calidad de la visión de las personas.

Para que la blefaroplastia se realice adecuadamente hay que contratar los servicios de un cirujano experimentado que, además, emplee técnicas innovadoras que se caractericen por su exactitud y sus mínimas consecuencias para el paciente. Una de las técnicas más exitosas es la “No Touch” que el doctor Gustavo Sordo sigue en el desarrollo de blefaroplastias en su clínica.

Con el método “No Touch”, los médicos consiguen rejuvenecer la mirada sin tocar la musculatura de los párpados. Esto es posible porque durante la operación se consigue retirar la piel sobrante y las bolsas del párpado superior, consiguiendo que la incisión quede oculta bajo el nivel del surco natural del párpado. En el párpado inferior, se retiran las bolsas que tanto evejecen sin tocar la piel ni generar cicatrices. Un acabado en el que es determinante el empleo de las agujas de microdisección de tungsteno que emplea el doctor Gustavo Sordo. Herramientas que ayudan a controlar el sangrado en todo momento y, por ende, la aparición de hematomas.

Esta intervención, además, no afecta al aspecto natural del rostro de la persona ni necesitar la colocación de apósitos en el párpado inferior. Razones por las que la blefaroplastia realizada con esta técnica apenas tiene postoperatorio (los pacientes solo permanecen en la clínica unas horas).

Si quieres más información sobre la blefaroplastia o cirugía de párpados que no sólo embellece sino que también mejora tu campo de visión, pide cita al Dr. Gustavo Sordo, te atenderá sin compromiso.

 

One Comment

Dejar un comentario