¿Se puede hacer un aumento de pecho en verano?

Por 8 Agosto, 2017Aumento de pecho
Aumento pecho verano

Muchas mujeres que quieren someterse a un aumento de pecho prefieren hacerlo en verano, aprovechando las vacaciones estivales. Aunque en la clínica del Dr. Sordo utilizamos la técnica “24h Recovery”, que permite la incorporación del paciente a su vida cotidiana a las 24 horas de la operación, hay quién prefiere estar de vacaciones para tener un postoperatorio más tranquilo.

¿Qué cuidados hay que tener si nos operamos el pecho en verano?

No existe ningún problema a la hora de someterse a un aumento de pecho en verano. Eso sí! deberemos tener en cuenta una serie de cuidados después de la intervención, para que el postoperatorio sea el adecuado. Toma nota:

  1. Esperar cuatro semanas desde la intervención para bañarnos en el mar o en la piscina. Es el tiempo necesario para que la incisión realizada por el cirujano plástico esté totalmente cerrada y no se produzca un problema de infección con el agua del mar o la piscina, ya que esta agua no está estéril. Si que podremos bañarnos de cintura para abajo y tomar duchas a discreción. Por prudencia, evitaremos sumergir el cuerpo entero debajo del agua durante las primeras cuatro semanas.
  2. Proteger las cicatrices del sol durante el primer año. Si nos hemos operado antes o durante el verano, protegeremos las cicatrices con crema de protección 50, aplicándola cada 2 horas, durante todo el verano. Si la operación se ha realizado después del verano, también deberemos proteger las cicatrices de esta manera durante el verano del año siguiente, debido a que son 12 meses de protección solar en la cicatriz. De esta manera evitaremos que se pigmente con el sol y se haga más visible.
  3. No realizar deporte durante las primeras cuatro semanas para dejar el pectoral en reposo. Transcurrido este periodo, podremos comenzar con ejercicios que no impliquen la movilidad de los pectorales ni produzcan vibraciones en los mismos, como por ejemplo: la bicicleta estática, la elíptica, ejercicios isométricos o de pesas con las piernas. A partir del tercer mes de postoperatorio, podremos comenzar con ejercicios más intensos que produzcan vibraciones en el pecho como: correr, montar en bici de montaña, acudir a clases colectivas con coreografías que impliquen el movimiento de los brazos, etc. Como decimos, habrá que esperar tres meses antes de comenzar con estos ejercicios, sobre todo en el caso de implantes anatómicos, que podrían rotar si realizamos ejercicios que impliquen saltos o vibraciones.
  4. Llevar un sujetador deportivo durante el primer mes, que sujete bien el pecho y los implantes recién colocados. Una vez transcurrido este periodo, podremos llevar el sujetador que queramos, excepto cuando realicemos deporte a partir del tercer mes, que deberemos llevar un sujetador deportivo de running, con tirantes cruzados y ajustables, para adaptarlo a nuestro cuerpo y llevar el pecho bien recogido. De esta manera, reduciremos los impactos en los implantes, cuya cápsula periprotésica o tejido biológico que protege las prótesis, se formará durante el primer año después de la operación.

Siguiendo estas recomendaciones durante el postoperatorio, podremos elegir el verano para someternos a una aumento de pecho. Un periodo ideal para muchos pacientes que no quieren pedir permiso en el trabajo para someterse a una cirugía plástica. Si estás pensando en hacerte un aumento de pecho en esta época no dudes en contactarnos.

 

Dejar un comentario