Ácido retinoico ¿por qué lo utilizamos para la cicatrización?

Por 13 febrero, 2018Cirugía estética
Ácido retinoico cicatrización

El ácido retinoico es un derivado de la vitamina A o retinol. Las formas más frecuentes en las que nos lo encontramos son el ácido transretinoico y ácido cis-retinoico.

Múltiples estudios dermatológicos han demostrado que la utilización de cremas con ácido retinoico, no con retinol, son eficaces en el tratamiento de diversas afecciones dermatológicas. Esto no significa que el retinol no sea efectivo, sino que el ácido retinoico es mucho más efectivo que el retinol.

¿Para qué se utiliza el ácido retinoico y todos los derivados de la vitamina A?

Los derivados de la vitamina A, como el ácido retinoico, se utilizan para el tratamiento de acné, psoriasis y muchas otras afecciones dermatológicas. Esto se debe a que todos ellos son agentes queratolíticos, es decir, inducen la eliminación de las capas más externas de queratina en la piel. De esta manera la piel se renueva a mayor velocidad.

Por otra parte, también se ha comprobado que los retinoides son agentes que inducen la producción de colágeno tipo 1 y 3, componentes esenciales de la piel. Además, inhiben la inducción de genes que expresan metaloproinasas en la matriz extracelular, las cuales están directamente relacionadas con la degradación del colágeno.

Todos estos efectos están comprobados a través de múltiples estudios que han intentado demostrar la eficacia del uso de retinoides (tanto ácido retinoico como retinol) en el tratamiento del fotoenvejecimiento. Definimos el fotoenvejecimiento como una degradación de las fibras de elastina y de colágeno de la piel, inducida por el sol y el paso del tiempo. Podemos decir, por lo tanto, que es la combinación de la edad más el efecto del sol. El tratamiento con retinoides es el único que demuestra una probada eficacia en este sentido.

Tipos de retinoides:

Diferenciamos dos tipos de retinoides para los tratamientos:

  1. Retinol o vitamina A
  2. Ácido retinoico

El primero de ellos se puede encontrar en farmacia y no necesita prescripción médica, mientras que el ácido retinoico solamente es de uso médico por lo que necesita prescripción médica.

Las dosis más frecuentes son el ácido retinoico al 0,025%, al 0,050% y al 1%.

Aunque el ácido retinoico es más eficaz a la hora de tratar el fotoenvejecimiento y de inducir modificaciones en nuestra piel, se tolera peor que el retinol pudiendo llegar a producir irritaciones, picores, descamación o piel enrojecida. Por este motivo en la consulta del Dr. Sordo siempre decimos que existe un proceso de adaptación al ácido retinoico por parte del paciente.

Tratamiento con ácido retinoico para la cicatrización:

Nosotros empezamos con dosis de ácido retinoico al 0,025% en conjunto con otros productos, gracias a las formulas magistrales que mandamos hacer en farmacia. La aplicación de esta crema se deberá espaciar entre 24, 48 o más horas y poco a poco, a medida que la piel del paciente se adapte, ir utilizándola todos los días. Pasados unos meses, cuando el paciente tolere bien la dosis de ácido retinoico al 0,025%, le invitamos a que doble esta dosis y pase a utilizar el ácido retinoico al 0,050% hasta que cumpla al menos 6 meses, que es el periodo mínimo establecido por estudios in-vitro e in-vivo para que los retinoides hagan efecto en la piel.

En los primeros meses acompañaremos el ácido retinoico con inhibidores de la melanogénesis o de la tirosinasa, que son fundamentalmente el ácido kójico y la hidroquinona. La melanogénesis o la formación de melanina en la piel puede estar acelerada y generarnos cicatrices hiperpigmentadas, que son muy difíciles de tratar posteriormente.

Pasados unos meses retiraremos el tratamiento inhibidor de melanogénesis e invitaremos al paciente a que utilice el ácido retinoico al 0,050% durante un año, que es el tiempo necesario para la maduración de la cicatriz.

En nuestra clínica preferimos utilizar tratamientos realizados en farmacia gracias a las fórmulas magistrales, en vez de utilizar productos convencionales de venta al público, con los que se obtienen resultados inferiores, como pueden ser los parches para las cicatrices, los agentes basados en siliconas, etc.

En resumen, ¿Por qué utilizamos para la cicatrización el ácido retinoico? porque se trata de un agente inductor de la formación de colágeno que ayuda a que dicho colágeno se organice bien dentro de la cicatriz de nuestro paciente y por lo tanto ésta quede lo más discreta posible.

Para más información sobre el uso del ácido retinoico para la cicatrización puedes contactar con el Dr. Sordo.

Dejar un comentario